Blog

Artículos que te guiarán y ayudarán a mejorar el orden, productividad y rendimiento en tu día a día para cumplir tus objetivos.

Más allá de la magia del orden

Me encuentro en pleno proceso de cambio. Mi forma de ver el mundo y, por tanto, de vivir han cambiado en muchos aspectos. En la primavera de 2016 cayó en mis manos el libro de Marie Kondo titulado «La Magia del Orden». Para quien no conozca a la autora,  y ser lo más breve posible, es una consultora de organización japonesa que enseña un método llamado ‘KonMari’, con el que explica cómo organizar nuestra casa.

Siempre me ha interesado el orden y la belleza. Ya desde niña me gustaba estar en mi habitación organizando mis cosas. Así que, cuando leí el libro, me entusiasmé. No sólo podría hallar respuestas a las veces que no conseguía armonizar mis espacios, sino que además, por primera vez,  me sentía comprendida por otra persona que había hecho lo mismo que yo durante su infancia y adolescencia.

He pasado mucho tiempo de mi vida ordenando mis espacios sin coherencia y, sobre todo, sin efectos duraderos. Hace un año apliqué el Método KonMari y los resultados fueron sorprendentes. En su libro, Marie Kondo ofrece herramientas para aprender a ordenar y a organizar de una sola vez. La autora desglosa el contenido para que puedes seguir unas sencillas instrucciones paso a paso. Esto es muy importante, aunque no se entienda al principio. Pero es fundamental llevar también «un orden» para el orden.

En el Método KonMari se ordena por categorías y no por ubicaciones. Para mí esa es la clave donde reside el éxito de este sistema: 1. ropa, 2. libros, 3. papeles y 4. komono.  De hecho, el motivo por el que nunca conseguía dejar mi casa ordenada era porque lo hacía por habitaciones. Cuando lo hacemos por categorías nos centramos más en el objeto a ordenar que en todo un conjunto de cosas que conforma una habitación. Nos centramos más en un objetivo. Por tanto, una categoría a la vez. Y como afirma Kondo en su libro «Tan pronto como empieces, reajustaras tu vida».

Según Marie Kondo, somos nosotros mismos quienes generamos el desorden en nuestra vida: una casa caótica es el reflejo de una mente caótica. Ese caos que producimos nos distrae del verdadero origen del trastorno. Sólo cuando tu habitación está limpia y organizada, tienes la opción de examinar tu estado interior. La organización exterior te permite enfrentarte a tus problemas y a reajustar tu vida.

El verdadero objetivo debe ser que establezcas el estilo de vida que quieres cuando hayas puesto tu casa en orden.  (Marie Kondo – La Magia del Orden)

Bueno ya conocemos los pasos a seguir, pero ¿cómo deshacernos de aquello que nos cuesta hacerlo? ¿Qué criterio usar para decidir qué desechar? A parte de los criterios lógicos como rotura, falta de funcionalidad o antigüedad, son muchas las veces que nos atascamos con un objeto con el que no sabemos muy bien qué hacer con él.  Marie Kondo nos propone una sencilla forma de saber qué guardar y qué desechar. Sostendremos cada objeto en una mano y nos haremos la siguiente pregunta:  «¿Esto nos hace feliz?«. Si es así, lo conservaremos. Si no, lo descartaremos.

Este principio nos acerca a vivir con mayor armonía con lo que tenemos, porque nos empezamos a rodear de cosas que nos provocan alegría. La buena organización nos ayuda a apreciar nuestro entorno de un modo distinto al que solíamos hacerlo y, por ende, ese entorno alterado nos ayuda a posicionarnos de otra manera. Se establece un diálogo interno para saber de qué cosas queremos rodearnos y esto fundamenta nuestras prioridades.

Otra de las diferencias que caracteriza a esta consultora de organización respecto a otros autores es la forma que propone de guardar y doblar la ropa. Como buena japonesa tiene en cuenta los siguientes factores: el espacio, la belleza y la «energía«. A través de una sencilla guía práctica nos enseña a guardar cada prenda doblándola de una determinada manera y colocándola verticalmente (pulsa aquí para ver). Esta posición reduce el volumen de la ropa para ganar más capacidad al cajón. No sólo ofrece una solución de aprovechamiento de espacio, sino que visualmente queda más estético el conjunto que conforma nuestro vestuario. Vemos mucho mejor que ropa tenemos para hacer mayor uso de ella y la energía puede fluir dentro del armario.

Cualquier ocasión es buena para hacer limpieza y deshacernos de cosas que nos lastran. Una mudanza, una reforma o simplemente pintar nuestro piso se puede convertir en una oportunidad para establecer ese ansiado estilo de vida que deseamos. Por ello, es importante que conviertas la organización es un suceso especial.

Cuando nuestro desorden exterior se organiza, podemos observar cómo nos encontramos interiormente. Tenemos mayor acceso a nuestro poder interior. Nuestras decisiones y prioridades cambian, lo que nos motiva a introducir buenos hábitos en nuestra vida diaria. No tienen que ser grandes cambios. Los pequeños detalles marcan la diferencia. Con una casa ordenada, tienes más tiempo para cocinar, leer o pasear.

Marie Kondo ha cambiado mi forma de vivir la vida y la ha dado otro sentido. Tanto es así, que actualmente me encuentro inmersa en un proceso de desapego de mis pertenencias; lo que me aproxima cada vez más al minimalismo. Cuestión nada fácil, la verdad. Ahora me dedico a trabajar desde la constancia y la consciencia para dotar mi vida de mayor significado. Este año 2017 promete. Sólo puedo decir, que con Marie Kondo todo son beneficios.

 

Descarga mi Guía Gratuita

Los 8 beneficios clave del orden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba