Blog

Artículos que te guiarán y ayudarán a mejorar el orden, productividad y rendimiento en tu día a día para cumplir tus objetivos.

Filosofía Dan-sha-ri y otras ideas

Otro de los libros que ha cambiado mi forma de ver y percibir el orden es: «Dan-sha-ri: Ordena tu vida» de Hideko Yamashita. Esta autora japonesa propone ordenar, no sólo nuestro armario y posesiones, sobre todo nuestras ideas y pensamientos.

Tiene un enfoque mucho más minimalista que Marie Kondo, pues plantea una filosofía de vida en la que la sencillez material y la profundidad espiritual son prioritarias. Sólo así alcanzaremos un estado de paz con nosotros mismos. Es un libro que da un paso más allá en el orden y nos invita a deshacernos del máximo posible de posesiones.

La palabra Dan-sha-ri proviene de una síntesis de tres conceptos extraídos del yoga (dando, shako y riko): dan (rechazar las cosas innecesarias), sha (deshacerse de las cosas inútiles que uno posee) y ri (detectar el deseo insano por las cosas innecesarias).»

Hideko Yamashita nos invita a través de su método a adoptar un cambio de actitud que nos ayude a elegir las cosas apropiadas para uno mismo, con lo que deja de ser necesario ordenar. Por supuesto, esto sucederá cuando se haya hecho previamente el descarte de las posesiones innecesarias.

La elección de las cosas implica «tomar consciencia«, pues nos sumerge en el presente y nos permite redefinirnos a nosotros mismos. Esta autora expone una visión mucho más profunda del desapego. Nos ubica respecto a nuestras posesiones en un mundo «visible»para que podamos realizar transformaciones en el mundo «invisible» de las infinitas posibilidades.

Gracias a este proceso de desapego tengo más claras mis preferencias. Resulta muy revelador que tras hacer el descarte de ciertos objetos, veamos más claro nuestros verdaderos interesas y nuestras auténticas prioridades en la vida. Es por ello, que volver al desorden sea prácticamente improbable.

A mi pequeña colección de libros sobre el orden y la organización también he añadido: «El Arte de Tirar» de Nagisa Tatsumi. Otra autora japonesa que habla sobre la necesidad de tirar, más que ordenar. Da unos sencillos consejos de cómo liberarnos del apego sentimental de las cosas para deshacernos de ellas sin culpa. Además, este es el título que inspiró a Kondo a escribir su bestseller mundial «La Magia del Orden». De hecho, comparten muchos puntos de vista.

Estos libros, junto con los de Marie Kondo, conforman mi particular «Salón de la fama» sobre literatura de orden y organización. Aunque existen otras obras que hablan del apego material, aunque en un sentido mucho más profundo y que implica la relevancia espiritual. Ofrecen una comprensión sobre la importancia de vivir desde la máxima sencillez. La lección del desapego nos enseña la virtud de la humildad, con la que podemos alcanzar la prosperidad.

En el libro «Las Siete Leyes Espirituales del Éxito«, el escritor hindú Deepak Chopra nos habla sobre las leyes básicas que conducen a la abundad y a la plenitud. Ya en la 1ª ley (La Ley de la Potencialidad Pura) Chopra nos explica que si nuestra referencia se basa en los objetos, nuestra vida estará influía por elementos externos al YO, como son las situaciones, las circunstancias, las personas y las cosas.

Si la referencia reside en los objetos, es decir, en el exterior, siempre buscaremos la aprobación de los demás y, por tanto, generaremos una intensa necesidad de controlar las cosas. Dejamos de fluir de manera natural, porque nuestra toma de decisiones se basa en el miedo. El poder basado en la referencia sobre los objetos es un poder falso, pues recae en el ego. Es decir, en la autoimagen o máscara social que hemos construido. Este poder sólo dura mientras esté presente el objeto de referencia.

En cambio, el poder del YO, por su parte, es permanente, ya que se basa en el conocimiento de nuestra alma y espíritu.»

Personalmente creo en ello y en la importancia del desapego como herramienta para el autoconocimiento. Es una perfecta terapia de choque para auto reconocerse de nuevo y, así, poder reconducir nuestra vida al nivel que deseamos. Y si a esto le añadimos paseos por la naturaleza, la práctica del silencio y la meditación se convierte en la terapia perfecta para acceder al infinito campo de potencialidad pura.

Todo este tipo de literatura me ha llevado a las siguientes conclusiones:

  • Lo que manifestaciones en el exterior es un reflejo de cómo nos encontramos interiormente.
  • Es una herramienta poderosa para el desarrollo personal y el crecimiento espiritual.
  • El camino del orden reajusta de manera automática las demás parcelas de nuestra vida.

Igualmente, se produce una alteración en el entendimiento del espacio y del tiempo como tal. Por un lado, cuando desechamos y ordenamos, nuestra percepción y uso del espacio cambio radicalmente. Sobre todo porque disponemos de más sitio para crear un ambiente menos cargado y con menos ruido visual. Un lugar donde podemos sentirnos mejor, lo que facilita poder oír nuestra voz interior. Se establece un entorno favorable para la creatividad.

Por otro lado, se modera la utilización del tiempo que empleamos en cosas innecesarias. La razón se debe a que al poseer menos cosas se gana más disponibilidad de tiempo. Al fin y al cabo, todos tenemos el mismo tiempo cada día (24 horas) y aún así nos permitimos el lujo de estar en modo «No tengo tiempo«.  La diferencia entre unos y otros radica en qué hacemos con esas 24 horas.

Cuando se tienen menos posesiones, no dedicamos tanto tiempo en cuidarlas, conservarlas u olvidarlas. Simplemente se hace uso de las cosas. Por tanto, nuestro el tiempo adquiere otro valor que permite invertirlo en aquello que nos hace feliz. Y esto lo cambia todo. Ordenar tu espacio físico te ayuda a ordenar tus objetivos.

Y cuando sabemos lo que queremos, no basta con tener el conocimiento. Si no pasamos a la acción de nada sirve querer cambiar. A pesar de que en la sociedad actual tomar un camino propio se hace muchas veces cuesta arriba, no hay nada mejor que ponerse manos a la obra, dando un paso tras otro. El primero es centrarse en tirar, dar, donar y reciclar. Después caminar es mucho más fácil.

Descarga mi Guía Gratuita

Los 8 beneficios clave del orden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba