Blog

Artículos que te guiarán y ayudarán a mejorar el orden, productividad y rendimiento en tu día a día para cumplir tus objetivos.

Ventajas del desapego

Tener ordenados los espacios hace la vida más fácil. Se sabe dónde está todo y se tarda menos en limpiar. Cuando el orden está implementado, se tiene más tiempo libre para las actividades que deseemos. Una casa ordenada simplifica la vida en el hogar y aumenta las ganas de salir fuera. En mi caso, ahora prefiero pasar más tiempo en contacto con la naturaleza. Pasear o salir en bici son mucho más habituales que antes.

A mí me sirve como terapia en mi vida, porque la naturaleza me permite desconectar y estar mucho más creativa para hallar soluciones imaginativas a retos que se me presentan. Me siento más libre y ligera. Y me atrevo a probar nuevas actividades. Si, además, has decidido despegarte de una gran cantidad de cosas, la sensación de libertad es aún mayor.

Algunos me habéis preguntado cómo he hecho para dejar de comprar como solía hacerlo. En mi caso fue un proceso gradual y no de un día para otro. Llevaba tiempo dándome cuenta que había algo que no estaba en “orden”. Lo cierto es que cuando compraba alguna cosa mi nivel de ansiedad se reducía, pero con el tiempo volvía a tener un sentimiento de insatisfacción. Así que decidí buscar soluciones. Fue entonces cuando cayó en mis manos el libro de Marie Kondo.

Como ya he contado alguna vez, siempre he sido una persona ordenada, pero no conseguía reducir el volumen de mis posesiones. Gracias al Método KonMari puse en orden armarios y cómodas de una manera efectiva y me deshice de muchas pertenencias. Durante el maratón del orden fui consciente del grado de acumulación que había generado durante años. Fue la perfecta terapia de choque para tomar la determinación de parar el consumo indiscriminado.

No es fácil, pero las ventajas de vivir desde el desapego son tantas que merece la pena cambiar el paradigma. Una de ellas es que se deja de acumular comprando masivamente. El consumo se vuelve consciente e invertimos nuestro dinero en aquello que vibra con nuestro propósito de vida.

Yo uso un pequeño truco para no caer en la trampa del consumismo: invertir en aquello que proporcione experiencias enriquecedoras.»

Ahora prefiero gastar mi dinero en mi formación, en comer en un buen restaurante o en mis cuidados y tratamientos naturales. Aunque mi prioridad en la vida es seguir formándome, mi principal motivación es invertir en viajes a países que aún no he visitado. Este es una de las razones que me ayudan a hacer un mejor uso de mis principales recursos, mi tiempo y mi dinero. Al fin y al cabo, aquí estamos de paso, así que mejor que recordemos esto para hacer aquello que nos guste de verdad.

Es muy importante no dejar de lado en ningún momento la filosofía de la mejora constante (filosofía kaizen). Por ello, la gran importancia de seguir aprendiendo dentro de nuestras posibilidades. Dicen los expertos que lo idóneo es invertir un 10% de nuestros ingresos en formación. Ya sea a modo de cursos, talleres o seminarios. Dentro de esta categoría también entran los libros, que son grandes aliados para nuestro desarrollo personal y profesional. Es una de las mejores manera de estar mejor en la vida. Además, nos ayuda a ver la vida con otras lentes.

Desde que ordenara mi casa , el proceso de cambios no ha cesado. Y todo lo que se encontraba estancado se ha puesto en movimiento. Poner orden ha reajustado mi vida y ahora pongo foco en lo que me apasiona. Cómo seguir formándome en lo que me hace vibrar y me motiva para construir mi proyecto personal. Eso es justo lo que he hecho este otoño. He decido realizar un máster en el ámbito del desarrollo personal y empresarial para poner en marcha mis proyectos profesionales que están muy ligados con mi propósito de vida.

Estoy aprendiendo herramientas prácticas y muy útiles para emprender con consciencia. Me he desecho de creencias limitantes que me frenaban a la hora de ponerme en acción. Estoy trabajando por integrar creencias nuevas, que me ayuden a trazar un mapa con las indicaciones que me lleven a donde me proponga y construir mi proyecto personal. Es el inicio de una nueva etapa llena de ilusión y esperanzas.

Cuando se vive desde el desapego, además de disponer de más tiempo y de más dinero, se camina de otra manera por el mundo, porque nada nos ancla a un estado anterior. Nos centramos mucho en el presente y, por tanto, en disfrutar en cada instante de lo que la vida nos ofrece. Nos hacemos conscientes del verdadero significado de estar vivos. Aprovechamos el tiempo limitado que disponemos. Ese es la verdadera ventaja de mantener una vida ordenada, en la que los objetos no nos lastran y las pertenencias son reducidas.

 

Descarga mi Guía Gratuita

Los 8 beneficios clave del orden

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba